lunes, 19 de enero de 2009

Hay cosas que NUNCA se olvidan momentos que uno desea que VUELVAN pero NO VAN A VOLVER, lastima que ya
NO DEPENDE DE MI